¿Y si dejamos de ver los premios Oscar y escuchar a Madonna?

La crisis racial y sexista del entretenimiento políticamente correcto. De pronto nos parece sorpresivo que las actuales nominaciones al premio Oscar resultan en demasía racistas y sexistas, al no existir entre las categorías ninguna mujer como directora, o persona negra entre los que contienden por algún premio como actor o actriz. Si bien, hace unos…