Tenemos que hablar de las personas hemorroide.

Las hemorroides son algo bastante común y algo de lo que claramente no andas contando a todos tus amigos; pero si alguna vez has pasado por ellas o estás sufriéndolas ahora probablemente sabrás lo incómodas y dolorosas que son.

Bueno, pues una hemorroide puede hacerte sentir incómodo, ansioso (porque no puedes sentarte a gusto) e incluso, ser dolorosa y hasta hacerte sangrar, en el peor de los casos.

Igual que algunas personas.

¿Quiénes son las personas hemorroide?

Son fáciles de reconocer, suelen aparecer cuando menos lo esperas, como después de varios días de peda o de gula. Al principio parecen inofensivas y como algo que podría pasar desapercibido, pero si no te cuidas y no cambias tus hábitos, podrían torturarte TODA la pinche vida.

Al igual que las hemorroides normales, las del culo, todo se trata de tus hábitos: o sea. qué comes/bebes o con quién te juntas. Y para saber si conoces a una persona hemorroide o eres una de ella, estoy aquí para aclararlo todo.

Una persona persona hemorroide se caracteriza por ser inoportuna y por chingar, nada más por que puede o porque  se le da su pinche gana reclamar, ponerse al pedo a la menor provocación y dejarse ir, pensando que es muy chingona.

¿Te suena?

Es esa gente que le divierte demostrar su poder, hacerte sufrir por unos instantes, sólo por diversión. Ni siquiera como los gatos o las orcas que les gusta torturar por diversión a sus presas, porque al final se las comen, las personas hemorroide sólo les gusta llamar la atención demostrándote que en ese momento pueden triturarte, mucho o poquito, porque a ellas les falta algo de atención/autoestima en ese momento, no por hambre o supervivencia, sólo porque son pendejas.

Como esa hemorroide, que te impide pasarte 8 horas de Godín porque sientes algo en la cola, o que no puedes coger porque es simplemente doloroso. No te dejan en paz.

La gente hemorroide te la armará de pedo a la menor provocación. Sin sentido. Incluso terminan haciéndose víctimas a los pendejo.

Un caso de persona hemorroide

Leía esta historia en del Deforma (qué oso) sobre una tipa que fue a una barbería, que claramente tenía en su marquesina un mensaje que decía “gentlemen only”, es decir, sólo para caballeros, no viejas. Y aunque caballeros queden pocos, esta fue a solicitar un servicio de corte de cabello que le fue negado por el personal del negocio.

La muchacha alegó discriminación de género en la red social. El personal de la barbería en cuestión quién sabe qué alegó porque ellos no tienen Twitter. Probablemente le dijeron: “disculpe usted, aquí sólo atendemos caballeros, no sabemos nada de permanentes o bases bien apretaditas, por favor refiérase usted a un espacio diferente”. O quizás la acusaron de hereje y bruja.

Wey, todos sabemos que hay negocios donde sólo atienden mujeres o sólo atienden weyes. Hay gimnasios, spas, clases de danza, y demás negocios pensados en el mercado femenino. Que eso sea un cliché de género y de mercado, es un hecho, pero también es un hecho que un wey probablemente no sea admitido en uno de esos lugares especializados en depilación brasileña.

Son asuntos de mercado claro y el mercado segmenta (y claro, segmentar implica discriminar o separar) pero, volviendo a lo que nos importa que es la gente hemorroide, qué oso el de esta tipa de sólo armarla de pedo, habiendo leído las instrucciones previamente, y sólo por el gusto de hacerla de pedo, y peor, tratando de llamar la atención acusando de discriminación en un negocio donde ya le habían avisado que no era para ella.

En fin. Una persona hemorroide puede ponerse peor. Porque aunque les gusta aprovecharse de los extraños (porque esto las hace creer que está en una situación de poder) también podrían ser alguien cercano a ti.

¿Cómo saber si vivo con una persona hemorroide?

Es claro que una persona hemorroide goza con tu sufrimiento y con el de los demás. Pero es claro cuando estás cerca de una:

  • Cuando salen a cenar, siempre la hace de pedo al mesero o alguien, sólo porque se puede aprovechar de ellos.
  • Cuando tienes a una persona hemorroide detrás de ti en el súper, seguro te avienta el carrito a los tobillos para presionarte.
  • Les gusta dar su opinión, aunque nadie la haya pedido. Aunque a nadie le importe.
  • Una amiga hemorroide mencionará a tu ex, sabiendo que eso te hace sentir mal.
  • Siempre tienen prisa por salir (igual que una hemorroide) así que no les importa aventarse en en transporte público.
  • Nunca serán amables, siempre tendrán que demostrarte su poder y que están ahí.
  • Les gusta tratar mal a cualquier personal inferior a ellos. No importa si es una empleada de la casa o un oficinista.
  • Son esos pinches vecinos nacos que no separan su basura en orgánica e inorgánica.
  • Son ventajosas.
  • Se pasan los altos a lo pendejo o se quedan a media calle en preventiva, sabiendo que son idiotas y generan tráfico.
  • Comparten sus gustos musicales en ambientes públicos.
  • Van a demostrarte que YA llegaron: avientan la puerta, mueven tus cosas, golpean con su cadera.
  • Se alimentan de atención y de creer que tienen el control.
  • Si tienes una pareja hemorroide, le encanta y le mama recordarte issues del pasado, te la hará de pedo porque se te hizo tarde o sin importar la situación te hará sentir de la verga en los momentos más simples o más chidos, como un cumpleaños o una simple ida al cine.
  • Un amigo/familiar hemorroide insistirá con un tema que ya sabe que te molesta o que no tiene una verdadera solución.
  • En resumen: son unos party poopers.

 

¿Qué hacer si estoy con / o soy una persona hemorroide?

Cuando las hemorroides se ponen muy mal la única solución es la cirugía y con una persona hemorroide la única solución es la misma: cortarla y mandarla a la chingada.

Si eres una persona hemorroide: simplemente se trata de un cambio de hábitos: come fibra, frutas y vegetales, bájale a las grasas saturadas, los azúcares y carbs, bájale mamón al alcohol, toma más agua y relájate. Es decir: deja de hacerle al pendejo y deja de mamar por cualquier pinche cosa, si te falta atención y tus papás no te abrazaron de chiquito, es tu pedo, no del mundo, toma una puta terapia, arregla tu intestino y tus pedos de autoestima y deja de hacerla de pedo a los demás.


Si conoces a una persona hemorroide ayúdala, denúnciala a las autoridades pertinentes y aléjate.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s