Witness – Katy Perry: el disco que Taylor Swift esperaba.

katy-perry-witness-1497036740

Witness – Katy Perry (2017)

Prepárate para ser testigo de…  ¡NADA!

Le di unas cuatro o diez escuchadas al último disco de Katy Perry, Witness, tratando de sacar una reseña. Entre mi apatía generalizada y sin saber dónde andaba mi agudo sentido para reconocer discos increíbles, no podía decidirme con un veredicto final para Witness.

La verdad no sé si es un disco increíble, lo dudo mucho porque no es posible que mi agudo sentido se encuentre tan perdido. Witness tiene unas tres o cuatro canciones que te podrían gustar pero y ya. Sí, es uno de esos discos.

Katy-Perry-Witness-2017

Pero creo que ese no es el problema. Katy Perry no es una cantante, es una marca y tiene sus productos. Resulta que uno de esos productos es la música que servirá como soundtrack de una campaña publicitaria. Entonces, ¿tiene la responsabilidad de ofrecernos algo musicalmente?

Witness podrá sostenerse a partir del escándalo, de videos morbosos y de una gran campaña en los medios. Musicalmente es mediocre y tan apetitoso como el tofu.

¿Y qué es Witness?

Una colección de canciones pop genéricas donde la apropiación cultural es el sello de la casa. Para ser honestos, no me parece que Katy Perry y sus 16 productores pretendan solamente hacerla sonar como si fuera hip-hopera o negra, de hecho el disco tiene más influencias del house noventerillo, como en “Dèjá vu”, un track bastante pinchito, pero seguramente has bailado cosas más culeras, como cualquiera de María Daniela.

Swish Swish tiene también esa ondita noventera, y pues como no soporto mucho a Nicky Minaj ni su pleitito chafa contra Taylor Swift, es basura sonora pura para hacer ruido en las redes sociales. Cabe resaltar que Taylor Swift me da una hueva increíble.

Casi tanta flojera como Chained to the rythm, la cual no había podido decidir si me gusta o no. Eso sólo puede resultar que es increíblemente aburrida y destinada a pasar desapercibida y como una canción que nadie le importará.

Bon Appétit tristemente es la única canción de todo el disco que termina por sí gustarme, por ahí en YouTube hay una versión sin rapero negro, y francamente suena mucho mejor.

Quiero aprovechar esta plataforma para pedirle al mundo que las grandes canciones del pop dejen de ser arruinadas por raps culeros, o que al menos tengamos la opción en la iTunes Store de comprar la canción sans negro.

Esta es una lección aprendida de que no debo beber y ponerme a hacer pedidos anticipados en iTunes. Prometo sólo beber y comprar discos que ya salieron, escucharlos 17 veces en Apple Music y tomar decisiones más inteligentes.

Taylor Swift estará contenta, su gran rival ha lanzado un disco sumamente aburrido, construido a partir de malos intentos y lo que parecía ser un parteaguas en la carrera de Katy Perry probablemente sea sólo el testimonio de que como artista en realidad no tiene nada más que ofrecer que canciones cursis y repetitivas como ciclo de lavadora.

 

Un comentario en “Witness – Katy Perry: el disco que Taylor Swift esperaba.

  1. Esta reseña ha de ser una broma… A mi que nunca me han gustado los álbumes de Katy Perry (solo uno que otro single) este -WITNESS- me ha parecido el mejor álbum que ha hecho. Es un álbum no apto para oidos genéricos, tiene ritmos muy interesantes que van desde el dream pop hasta el trip-hop. No se a que juegan con esta reseña de verdad. . .

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s