Sophie Ellis-Bextor: ¡Que viva la Familia!

sophie-ellis-bextor-familia-2016-2480x2480

Sophie Ellis-Bextor – Familia (2016)

El disco perfecto para dar el grito este 15 de septiembre.

Welcome to family, family, family
Open up the door, make yourself at home

Captura de pantalla 2016-09-06 a las 10.52.53 p.m..png

Familia, el más reciente disco de Sophie Ellis-Bextor está inspirado en una visita que hizo a México, a diferencia de su predecesor, el genial Wanderlust que estaría basado en sonidos balcánicos. Dicho sea de paso, Familia tiene un sonido más familiar, como si hiciera un repaso por los estilos que la señora Ellis-Bextor ha tocado con su belleza infinita.

Dicho lo anterior, Familia es una chingonería de disco. No hay nada que criticarle y probablemente sea uno de esos grandes álbumes que pasen desapercibidos para la industria, como suele pasar con todos los discos de Sophie Ellis-Bextor. Lo cual a mí me parece padrísimo y aleja a Sophie de todos esos oídos ordinarios y básicos.

Take a moment in slow motion

Captura de pantalla 2016-09-06 a las 10.53.45 p.m..png

Familia tiene mucho de la cultura mexicana: es dramático, emotivo y salvaje, pero es un hecho que no suena a música nacional propiamente, es decir, se trata más de un concepto que de un sonido, a mí me parece que más bien tiene momentos de country, ranchero o toques de bolero y disco.

Lo más bonito de Familia es que está lleno de pequeños detalles musicales como en el primer single, Come with us, que necesitas escuchar con audífonos para disfrutar hasta el más pequeño acorde. En serio, ponte tus audífonos, date un toque y ama la vida como si no hubiese un maldito mañana.

There’s a storm in me
It never goes away

Unrequited, My Pupper Heart y Hush Little Voices me parecen los tracks más auténticos y chingones de todo Familia. No hay manera de no enamorarse de ellos. Te sientes en una especie de telenovela con escenografía de hacienda y soundtrack electro-western.

Hay dos cosas que me quedan claras: Familia es una fiesta mexicana a la que sí quiero ir y Sophie Ellis-Bextor ha llegado a un punto de madurez musical sencillamente épico; por cierto, quizás este deba ser el momento de que se enteren de algo que podría cambiar sus vidas: Sophie habría audicionado hace siglos para ser Satine en Moulin Rouge. Lo cual hubiera estado padrísimo si tuviera algo más de gracia para bailar, porque eso de aventarse todo el video de Come with us sentada es bastante incómodo y extraño de ver.

Me hace preguntarme si en su visita a México fue invitada a unos XV años, y se inspiró en las tías que se la pasan muy prendidas en las fiestas pero nunca se paran de la mesa.

En fin, Familia es una de las pocas cosas buenas y bonitas de la vida, creo que Sophie está por encima del éxito comercial y ha llegado al punto donde hace la música que quiere y lo bueno es que lo hace bastante bien y a las pruebas me remito.

¡Y que viva Sophie Ellis-Bextor!

Los dejo con una imagen no exclusiva de Sophie en su paso por México lindo:

dsc_0027

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s