Las relaciones abiertas me dan hueva.

Hay una historia que se me repite en los sitios y aplicaciones de ligue homosexual: parejas que buscan aventuras o sólo uno de los miembros de tales parejas anda por ahí buscando entretenimiento personal para sí mismo.

Cuando les digo que gracias, pero no estoy interesado en parejas abiertas, no tardan en llamarme ordinario, quejarse de que si lo que quiero es enamorarme o peor, usan a la ligera expresiones como heteronormado o teoría queer y hasta osan decir que uno está sometido con la corriente del patriarcado capitalista dominante, sólo por decir: no gracias, no quiero meterme con ustedes dos, prefiero una historia con una sola persona.

En primer lugar, no creo que una persona sólo por el hecho de vivir una relación abierta se encuentre en un estado de madurez emocional o intelectual por encima de los demás; ni que querer una relación monógama lo coloque a uno en el último escalafón de la evolución humana.

No estoy en contra de las relaciones abiertas, me dan hueva. Y me dan hueva por lo que a mí me ha sucedido y por los encuentros que he tenido, incluso tuve una relación abierta que lo único que abierta era la puerta a mentiras, pendejadas, celos e inseguridades.

En un caso, es de hueva ser “la otra”, si sólo te estás metiendo con un solo miembro de la pareja entonces sólo tiene tiempo a veces, cuando se puede escapar de sus obligaciones laborales o maritales y uno no tiene por qué estar disponible a sus momentos. Peor aún si te la venden como que están en una relación abierta, pero no les llames porque el novio se enoja, BULLSHIT!

Por ejemplo, me estuve metiendo con un sujeto que primero me dijo que su novio estaba encantadísimo de que él anduviera de puto; pero sólo podía a horarios misteriosos y desaparecía en días sin contestar un solo texto, es decir, aunque cogíamos padrísimo me buscaba exclusivamente cuando se le podía escapar al novio. Meh.

Como diría una de mis amigas: si ya tienen novio para qué chingados andan queriendo limitar el mercado; si de por sí hay pocos interesantes y potenciales, la oferta de guapos se ve afectada y no dejan a los solteros ligarse en paz. Son un unos voraces zombies de vergas.

También están los que te ofrecen abiertamente ser la casa chica, por favor, a mí no se me dan los papeles de reparto, lo mío son los protagónicos y si no me van a dar el papel principal, NO GRACIAS.

Mi egoísmo no tiene nada que ver con la evolución humana ni con mi educación sentimental o intelectual, es puro. Prefiero las historias completas, a medias, no por favor.

Se pone más grave cuando las dichosas relaciones abiertas no son más que un pretexto de gente malcogida para no acepar su situación. Sus parejas ya no las satisfacen o nunca lo han hecho, y no queda de ora más que invitar más gente a la cama. Por ora parte, el sexo en grupo podría ser tan padre, pero ustedes relaciones abiertas lo devalúan, cuando uno tiene que estar ahí para hacer lo que su wey es incapaz.

Ahora, uno también puede toparse con un montón de inseguridades en esas relaciones abiertas, incluso cuando te metes con la “parejita” casi nunca es como el porno, uno termina haciéndose a un lado o es más de flojera y ni participa, que por que es voyeur o que porque te invitaron para que te cojas al insatisfecho mientras el otro se pone al corriente con Game of Thrones.

La verdad es muy gay pretender vivir una relación abierta, se vuelve an mainstream que le hecho de que digan que uno es ordinario por querer una relación exclusiva termina siendo absurdo. Por favor, uno acaba  siniendose fuera de luar mienras ellos tratan de jusificar su apetito sexual

Ahora, obvio estoy ranteando porque preferiría conocer a una persona con tiempo suficiente para vivir una historia conmigo, no creo que eso tenga algo de agresivo o que debiera agredirle a nadie, además si ustedes ya encontraron a alguien que compare ese sentimiento o lo tiene que aguantar, quiénes serían ustedes para agobiarse si alguien más también quiere encontrar otro compañero de viaje. Yo ya tuve uno durante varios años y estuvo buenísimo, es un tren al que casi siempre te quieres volver a subir.

Igual hay quienes viven sus relaciones abiertas con total madurez y sin tantas explicaciones y me imagino que para algunos pocos cuantos es posible pasarla chido sin celos, inseguridades y demás pendejada. Los demás probablemente ni si quiera tengan una identidad propia y sólo repitan modas porque “no pueden controlar sus impulsos” o “por que así son los gays”. Sí, así son de básicos, comprando modelos de estilo de vida para los que ni siquiera nacieron.

Creo que con todo esto quedaría claro que no me gusta ser accesorio de nadie, ni tampoco la segunda o tercera opción, mucho menos tengo una obsesión con el sexo (por favor, está tan sobrevalorado que ha perdido su lugar como evento revolucionario en la vida de cualquiera).

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s