5 Razones por las cuales HUM∀NS es lo mejor que le ha pasado a la televisión (2015).

anita2

La primera temporada de la serie HUM∀NS ha llegado a su fin, con la firme promesa de volver y de llevarnos más lejos en su debate sobre la condición y el concepto de “qué chingados es lo humano”. Ya antes había reseñado sus primeros capítulos y desde entonces ya se había robado mi corazón, ahora no me queda más que empezar a ver la serie sueca, Real Humans, en la que está inspirada.

A diferencia de otras series, el tiempo narrativo en HUM∀NS es usado sin desperdiciar ni un segundo, quiero empezar a creer que en cada una de sus secuencias hay discurso que pretende hacer una filosofía bastante digerible e inteligente sobre el trabajo, las clases sociales y las relaciones jerárquicas entre personas. Por momentos pueden derivarse muchas preguntas sobre el mismo tema de la serie, preguntas que podrían llevar la historia a diferentes destinos pero en este caso ha tomado su rumbo y veremos qué pasa con la segunda temporada .

Si aún no la has visto, puedes empezar por darle play ahora mismo.

Estas son las cinco razones absolutas por las que creo que HUM∀NS es lo mejor que le ha pasado al 2015 y que me hacen recuperar (ligeramente, muy ligeramente) la fe en la AMC y a quienes probablemente sí les de un chance con su spin-off de The walking dead.

  1. HUM∀NS produce filosofía sobre la cualidad de humanidad y cómo es que los objetos y la tecnología se hacen de un valor emocional para nosotros. Logramos confundir la esencia de lo humano con lo objetivo, al nivel que se pretende poseer a las personas y amar a las cosas. Además, se mete con otros conceptos de uso cotidiano como la familia. Aquí, vemos cómo aprenden a convivir una típica familia nuclear heterosexual y aburrida de la vida con una familia de Synths con emociones, pero que además varían terriblemente en carácter y de estilo étnico, haciendo de la diferencia un valor primordial y sustantivo de su existencia.
  2. Nos nuestra cómo somos ajenos a las emociones de los demás, de cierto modo hemos hecho de todo un simulacro de la comprensión mutua. El amor verdadero parecería más un error de programación. La empatía real ha sido suplantada por los “me gusta” y por un montaje de cordialidad y de lo políticamente correcto, está más que enterrada en estados casi totalitarios y sangrantes. Mientras tanto, en los discursos y en las pantallas la realidad es impecable y lo emocional se ha relegado a un nivel indeseable.
  3. En HUM∀NS las clases burguesas ven como algo totalmente irreal que las clases trabajadoras puedan tomar conciencia y emoción, es decir: sentir y pensar es un privilegio destinado a unos cuantos y reservado sólo para quien por mandato divino lo merece. Los trabajadores son seres de los que se puede disponer y usar, no tienen emociones ni necesidades concretas, sus biografías son actos de fe, una mera ilusión masiva y colaborativa.
  4. Por lo anterior, los derechos humanos son un mero montaje y la libre expresión es tan ridícula como en la realidad:  Por ejemplo, en los capítulos finales se intensifican las protestas de quienes no quieren que los synths existan, pues son un peligro potencial, del mismo modo que el mes pasado en Guadalajara, México, el pasado mes de julio los padres de familia salieron preocupados a marchar en favor de la familia y los niños; aunque, seamos honestos, ¿es necesario hacer una marcha a favor de los niños y las familias? ¿hay gente prohibiéndole a los heterosexuales que se reproduzcan y que hagan de sus colas un papalote? La respuesta es demasiado obvia, se trataba más de una marcha en contra de la diferencia sexual o de convivencia que no sea “tradicional y obligatoria” por pinche mandato divino. Pero, volviendo a HUM∀NS, nos muestra que algo que sí es tolerado es algo como la voluntad, que es vista como un mal necesario por ciertos sectores, pero que otros actos como la rebeldía y la emoción deben ser aniquilados.
  5. En HUM∀NS todo es increíblemente preciso: las interpretaciones y las coreografías de los synths son fabulosas, los actores “humanos” tienen un tono bastante decente y hasta los niños, que son insoportables en la historia, pero no para el espectador, lo cual se agradece muchísimo. Es un ensamble de personajes bastante concreto y sólo con los necesario para relatar la historia que necesitamos escuchar. Hasta los personajes de soporte tiene un rol efectivo y que termina siendo necesario para la anécdota. El hecho de que sólo sean 8 capítulos para la primera temporada la hace muy sintética y sin paja.

Eres grande, HUM∀NS.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s