I AM CAIT – Tu papá ya es grande.

25949I_Am_Cait_03

I am Cait, el reality show trans-motivacional de Ciatlyn Jenner, formalmente conocida como el ex-atleta olímpico Bruce Jenner, se estrenó recientemente en el Canal E! y es el resultado de un largo proceso de prensa y campañas de publicidad que han hecho de este cambio de género mucho más que un espectáculo capitalizado, es un montaje empresarial sobre la identidad que se aprovecha del más mínimo detalle de la intimidad de un modo elegante y voraz.

La transformación de Caitlyn Jenner no es un asunto de una sola persona, incluye maquillista, peinadora, asistente y un equipo de cámaras, también a las mujeres de su familia y muestra un comuna rodeada de lujos y elementos que deben verse impecables. Caitlyn Jenner no sólo es una mujer madura, quiere verse como todas las demás celebridades de Hollywood: como un Photoshop monumental en movimiento constante; no estoy hablando de de si sí parece mujer o no, o si se ve bien o todavía parece hombre, creo que todo eso está de más, quiero decir que Caitlyn Jenner hace que la transexualidad sea un evento hiperproducido y lo muestra de un modo que resulta bastante morboso y didáctico (lo cual creo que de hecho, es un acierto).

cai

En I am Cait todo tiene textura de una revista de moda: habitaciones de casas de playa perfectamente iluminadas, entradas incidentales que poco tienen de accidente, todo parece tener un guión poco planeado, como de un filme normcore hecho por gente con mucho dinero y muy mal gusto, pero al mismo tiempo fabuloso y tan íntimo y real como un anuncio publicitario. Cait se muestra un poco contenida, atrapa al macho atleta que alguna vez fue y quiere convertirse en una señorita un poco idiota, bonita, pero profesional y ambiciosa, toda una señora ageless y que quiere convertirse en portavoz de las personas transgénero de cada rincón del universo conocido.

Este reality show coincide con la muerte definitiva del sitcom familiar como lo conocemos: mientras Bill Cosby resulta ser un abusador de mujeres y no un padre ejemplar con suetercito, Cait sigue siendo un padre de familia, pero mucho más transparente: usa extensiones de cabello de tonos verdes y esmalte de uñas color rosa chicle. Lo vemos deshacerse de sus camisas de rallas y habla de Bruce como de una persona que ya no existe, no sólo nos está hablando de un cambio de sexo y de género, llega mucho más lejos y empieza a romper el molde: habla de la transición completa para convertirse de una persona/personaje a otro completamente diferente. Hace que su biografía personal no se una fuerza irrompible, Cait desviste y viste a la identidad humana como algo totalmente plástico y exuberante.

Al mismo tiempo que es un show superficial, de malos gustos burgueses y exagerados pretende hacer altruismo, por lo menos en el primer episodio, Cait quiere ser portavoz de una comunidad trans y hablar por aquellas personas que han sufrido abusos y conflictos personales, familiares y sociales y que han terminado por suicidarse y no ser felices, como ella, pero quiere hacerlo de un modo muy sexy y con cabello impecable. Probablemente busca justificarse como un proyecto más transgresor y pretende funcionar como una conciencia educativa, lo cual no está mal pero no veo la necesidad de dejar ese tipo de responsabilidades exclusivamente al entretenimiento.

Creo que lo que terminará por generar I am Cait es un montón de trash-talk, poco apostaría a que prevalezcan los valores morales que muestra o si acaso yo estoy exagerando y esto sólo siga siendo carnicería televisiva con muchos filtros y extensiones de cabello.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s